Mono-Gram - ¿Esta listo para el comienzo de clases?

Miercoles, 5 de Agosto, 2015

¿Está usted listo para el comienzo de clases –prescolar a colegio?

Es importante que usted como padre de familia se asegure que sus hijos estén vacunados para proteger su salud. Es importante que sus hijos reciban todas las vacunas recomendadas, sobre todo cuando se encuentran en un entorno como una escuela o un centro de cuidado infantil, donde pueden ocurrir los brotes de enfermedades. Ya sea que se trate de un bebé que comience en un nuevo centro de cuidado infantil, un niño comience prescolar, un estudiante de escuela primaria, secundaria o preparatoria - o incluso un estudiante de primer año de universidad - los padres deben revisar la cartilla de vacunaciones de sus hijos.

Cuando los padres se están preparando para enviar a su hijo a la guardería, la escuela o la universidad, es el momento perfecto para comprobar si él o ella están al día con las vacunas recomendadas.
Las instalaciones de cuidado infantil, programas preescolares, escuelas y colegios son muy susceptibles a los brotes de enfermedades infecciosas. Los niños pueden transmitir enfermedades fácilmente entre sí debido a que no se lavan las manos bien, no cubren su tos, densas poblaciones y otros factores. Cuando los niños no están vacunados, están en mayor riesgo de contraer enfermedades y pueden propagar la enfermedad a otras personas en su escuela y comunidades. Esto incluye los bebés demasiado pequeños para ser totalmente vacunados y las personas con un sistema inmune débil debido a cáncer u otras condiciones de salud. Ahora es el momento para que los padres consulte a su médico, la escuela de su hijo o al departamento de salud local para conocer más sobre las vacunas requeridas.

Para proporcionar a su hijo la mejor protección siga el programa de vacunaciones y mantenga la cartilla de vacunas al día de su hijo/a

Entre el momento en que su hijo nace al momento que comienza a la universidad, van a recibir vacunas que los protegerán contra una serie de enfermedades graves

∞ Asegúrese de proporcionar el centro de cuidado infantil con la cartilla de vacunas más actualizada de su hijos cada vez que lo lleve al médico a recibir una vacuna

∞ Algunos niños en su centro de cuidado infantil pueden ser demasiado chiquitos para recibir ciertas vacunas, por lo tanto son más vulnerables a las enfermedades. Al usted mantener a sus niños al día en sus vacunas, usted está protegiendo a sus compañeros. Usted también estará ayudando a proteger a las personas en su comunidad con sistemas inmunes debilitados, como algunas personas con cáncer y receptores de trasplantes, que también están en mayor riesgo de contraer enfermedad.

∞ Los preadolescentes y adolescentes corren el riesgo de enfermedades como el cáncer VPH y la meningitis y necesitan la protección de las vacunas para mantenerlos sanos y en la escuela.

∞ Las vacunas se recomiendan para los preadolescentes y adolescentes, porque:

  • Algunas de las vacunas infantiles necesitan refuerzos con el tiempo, por lo que los adolescentes necesitan vacunas para mantenerse protegidos de enfermedades graves como el tétanos, la difteria y la tos ferina (tos convulsiva)
  • Conforme los niños crecen, ellos están en mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades como la meningitis, septicemia, y los cánceres relacionados con el VPH. Las vacunas, como el VPH, se debe administrar durante la pre-adolescencia (11 a 12 años) porque trabajan mejor a esa edad
  • Las vacunas no sólo protegen sus preadolescentes y adolescentes de enfermedades graves. También protegen los hermanos, los amigos y las personas que cuidan de ellos, como padres o abuelos

∞ Incluso los estudiantes universitarios sanos pueden enfermarse a causa de enfermedades prevenibles por vacunas. La protección de las vacunas recibidas durante la infancia pierden su efecto con el tiempo, y los estudiantes universitarios también puede estar en riesgo de otras enfermedades prevenibles por vacunación, como la meningitis.

Muchas de las enfermedades prevenibles por vacunación pueden propagarse fácilmente en entornos de cuidado infantil y escolares

∞ Las escuelas son un lugar principal para la transmisión de enfermedades prevenibles por vacunación, y los niños en edad escolar pueden propagar más la enfermedad a sus familias y otras personas con quienes entran en contacto. Por ejemplo, pueden propagar la enfermedad a los recién nacidos que son los más vulnerables porque son demasiado jóvenes para haber recibido la protección máxima de vacunas recomendadas, o personas con sistemas inmunes debilitados, como algunas personas con cáncer y receptores de trasplante que también están en mayor riesgo de enfermedad.

∞ Del 1 de Enero al 26 de junio, 2015,  ya se han reportado 178 personas con el sarampión en los Estados Unidos. El sarampión es muy contagioso. Se puede propagar a través del aire cuando las personas con sarampión tosen o estornudan. El sarampión es tan contagioso que si una persona tiene, nueve de cada 10 personas que lo rodean será también infectarse si no están protegidos. Una persona infectada puede contagiar el sarampión a los demás, incluso antes de saber que él o ella tiene el sarampión - hasta cuatro días antes de que el sarampión muestre salpullido.

Las vacunas son una de las maneras más económicas y seguras  para prevenir las enfermedades. La protección contra enfermedades prevenibles ayudará a mantener a sus hijos sanos y en la escuela.

∞ Cuando un niño se enferma con la tos ferina, varicela o gripe, él o ella puede faltar mucho días a la escuela mientras se recupera - y alguien tendrá que quedarse en casa para cuidarlo y llevarlo al médico.

∞ Si no lo ha hecho aún,  revise la cartilla de vacunas de su hijo y programe una visita a su médico o clínica. Si lo hace, evitará prisas de última hora y ayudará a asegurarse de que no haya sorpresas en el primer día de clases.

∞ Las escuelas requieren que los niños estén al día con las vacunas antes de inscribirse o de comenzar la escuela con el fin de proteger la salud de todos los estudiantes. Si no está seguro de los requisitos de vacunación, consulte con el médico de su hijo, la escuela, proveedor de cuidado infantil, centro de salud de la universidad, o departamento de salud local.

Las vacunas se recomiendan durante toda nuestra vida. Los jóvenes también necesitan vacunas, sobre todo cuando están camino a la universidad

∞ La necesidad de la vacunación no termina en la infancia. Las vacunas se recomiendan durante toda nuestra vida en base a la edad, estilo de vida, ocupación, viajes, condiciones médicas, y el historial anterior de vacunación.

∞ Incluso los jóvenes sanos pueden enfermarse a causa de enfermedades prevenibles por vacunación. La protección de las vacunas recibidas durante la infancia pierde su efecto con el tiempo, y también puede estar en riesgo de otras enfermedades prevenibles por vacunación.

∞ Puede enviar a sus hijos a la universidad protegidos de enfermedades graves, asegurándose de que han recibido todas las vacunas recomendadas para ellos. Demasiados pocos adultos están recibiendo las vacunas recomendadas, dejando a sí mismos y a sus seres queridos innecesariamente vulnerables a enfermedades graves.

Hable con el medico o al departamento de salud para asegurarse de que su hijo reciba las vacunas que necesitan cuando las necesita.

∞ Tome ventaja de cualquier visita al médico - exámenes, visitas al médico por alguna enfermedad, incluso exámenes físicos para un deporte o la universidad - pregunte a su médico acerca de ¿Qué vacunas necesita su hijo/a?

∞ Las familias que necesitan ayuda para pagar las vacunas infantiles deben preguntar a su médico o al departamento de salud sobre el programa Vacunas para niños u otros programas de bajo costo, que proporcionan vacunas a bajo o ningún costo para los niños elegibles que de otra manera no tienen acceso a las vacunas.